miércoles, 3 de octubre de 2012

Tortas de Polvorón



Estoy muy contenta, sí señor, contentísima. Y es que... ¡he ganado un premio! Nada más y nada menos la propuesta salada del Círculo Whole Kitchen de Septiembre: pasta rellena



Y es que aunque es por sorteo (es decir, no por "méritos"), el ganar un premio en una web de esta categoría y que cientos de personas vean allí mi nombre escrito "me llena de orgullo y satisfacción", jeje. Igualmente estoy muy contenta con aquéllos "Raviolis de Pavo y Queso Fresco con salsa de verdurillas" que elaborá de forma totalmente improvisada y artesanal. ¡Estaban buenisimos!

Ahora, una vez satisfecho mi ego vamos por la receta de hoy...

¡Qué olor salía de mi cocina hace una semana!, cuando hice esta receta.... ¡Olía a Navidad! Y es que me he dado cuenta en estos días de lo importantes que son los olores para activar mi "chip culinario"... 

Os cuento. El otro día llegaba al trabajo tempranito por la mañana (sin desayunar). Como mi tierra es tierra de mantecados, polvorones y demás, se ve que algún obrador andaba preparando alguno de estos productos para la campaña de invierno. El caso es que de mis 5 sentidos solo existía uno: el olfato, y olía a mantecado. Y claro, entonces se me activó el chip. Era una mañana de lluvia y fresca y pegaban ya estas delicias navideñas.

Así es que me puse a buscar como loca por internet una receta que llevo tiempo queriendo hacer y que en casa gusta mucho: las Tortas de Polvorón "tipo" Inés Rosales. Y fue en el blog "Con Delantal" donde encontré la receta y hasta el vídeo para realizarla. Hice algún pequeño cambio y me han salido prácticamente igual a las que compro. La única diferencia es que son un poco más duras (en los ingredientes que aparecen en las tortas he visto que llevan huevo y yo no le puse). Pero a decir verdad me viene estupendo para traerlas y llevarlas (así le puedo poner a Raquel para el cole sin que se les destrocen).

Si os gustan esas tortas os recomiendo esta receta. Raquel me dijo que las hiciera más grandes que las que compramos, que si no se acaban muy pronto. Hice 18 y ¡solo quedan 4 o 5!. Son muy muy fáciles de elaborar y están estupendas. De aquí a Navidad seguro que tengo que hacer 2 o 3 veces, jeje.

INGREDIENTES (para unas 18 tortas):
  • 300 grs. de Manteca de Cerdo
  • 225 grs. de Azúcar glass (o molida con Thermomix)
  • 600 grs. de Harina
  • 1/2 cucharadita de Granos de Anís (no os paséis de cantidad)
  • 1/2 cucharadita de Canela
  • Un poquito más de Harina para amasar
  • Un poquito más de Azúcar Glass para espolvorear



Con un mortero machacamos bien los granos de Anís.

Mezclamos la manteca con el azúcar, la harina, la canela y los granos de anís. Si tenéis un robot os recomiendo usarlo, más que nada porque la Manteca "pringa" mucho y si os puede ayudar a realizar esta tarea seguro que se lo agradecéis (bendita Thermomix...). Si no la tenéis la piel de vuestras manos os lo agradecerá ;-)

Cuando esté todo bien integrado pasamos a darle forma, quizás la parte más complicada. Espolovoreais la encimera de la cocina con harina. Ponéis la bola de masa sobre ella y espolvoreais también. Haced lo mismo con el rodillo para evitar que se pegue y poder manejar bien la masa. También podéis poner entre el rodillo y la masa film transparente y así no se nos pegará, eso ya a vuestro gusto... estiramos la masa y le damos un grosor de unos 6-7 mm. 

Sacamos la bandeja del horno y cubrimos con papel de hornear. Precalentamos el horno a unos 160ºC.

Cogemos un cortador redondo o un vaso que tenga un tamaño que nos guste (en mi caso un vaso de unos 8-9 cm. de diámetro) y empezamos a cortar círculos. Desprendemos con la ayuda de una espátula o un cuchillo de punta (con mucho cuidado pues es una masa muy "tierna" y vamos depositando las tortas en la bandeja mientras se termina de calentar el horno.

Horneamos durante unos 15-20 minutos, hasta que vemos que empiezan a perder el color de crudo. Es importante no hornear más de la cuenta, puesto que al no ser unas tortas muy blandas tienden a endurecerse cuanto más tiempo les pongamos.

Durante el tiempo de horneado podemos ir amasando y cortando otra "remesa" que iremos depositando en otra fuente de horno o si no tenéis sobre papel de hornear que luego depositaremos en la bandeja.

Cuando salgan del horno, aun calientes, espolvoreamos con un colador relleno de azúcar glass y terminarán de tener ese aspecto tan estupendo y blanquito que las caracteriza.


8 comentarios:

  1. Que polvorones mas ricos, me lo apunto para estas navidades, pero tendré que amasar a mano porque no tengo thermomix. Besos..!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vas a alegrar, ¡seguro! Ya me contarás...

      Eliminar
  2. muchas felicidades por el premio!! yo también participo y me alegré mucho al ver que eras tu la agraciada!! y tus polvorones, de muerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, de verdad! Estoy muy contenta, jeje. A ver si a la próxima te toca a tí ;-)

      Eliminar
  3. Mmmmmmmmmm que rico. Me anoto la receta para estas Navidades, no veas lo que me has tentado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como las pruebes repites seguro, ¡están buenísimas! Y facilitas...

      Eliminar
  4. elena, guapa, pues a mi me encantan esas tortas de las que hablas y siempre que puedo las compro en el super. Ahora que tu las has publicado pienso prepararlas en casita. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazlas, te lo recomiendo. Van a encantar en casa... Mi hija cada mañana se coge un trocito antes de ir al cole. ¡Le encantan! Un beso!!

      Eliminar