lunes, 19 de noviembre de 2012

Crumble de frambuesas y plátano



¡Ay qué descubrimiento! ¡Qué cosa tan rica! Y es que mi primer crumble, un apetecible crumble de manzana que hice hace unos meses, me enamoró. Para los que no sepáis qué es os cuento. Una crumble es un postre de fruta horneado. Básicamente consiste en hornear fruta pequeña o en trocitos con un poco de azúcar y poner unas "miguitas" (crumbles) de harina, mantequilla y azúcar por encima. Forman una especie de costra crujiente que dan una textura estupenda a este postre. Si lo tomais caliente con un poco de helado por encima no solo encontramos contraste de texturas sino también de temperaturas... Y eso no hay quién lo resista.

Aparte de lo delicioso que es tiene otras muchas cualidades: rápido, económico y con muy pocos ingredientes y además todos bastante accesibles. Se puede tener medio preparado (se tarda 5 minutos) y mientras comemos se va horneando. Así lo tomamos calentito, recién hecho y si podemos acompañar con una bola de helado por encima... ¡el éxtasis absoluto! (Soy un pelín exagerada, ¿no?)

Solo os recomiendo que os hagáis con unos moldes redondos de esos de barro, como los que se usan para los souffles. Los míos los compré en Aldi, y en Lidl también salen a veces a muy buen precio. También os servirán para arroz con leche, natillas, crema catalana... No escribo más que voy a llenar de baba el teclado del ordenador, jeje.

Y si no queréis comprar los tarritos, basta una fuente de horno o cualquier "cacharro" que podáis hornear, no tiene por qué ser individual. Lo importante es que lo hagáis, ¿ok?

En cuanto a esta receta nace de la improvisación. El otro día muchas ganas (¿antojo?) de un crumble. Y aunque tenía manzanas pensé en cómo quedaría con unas frambuesas congeladas que tenía desde hace tiempo en casa, y ya sabéis, hay que renovar las existencias del congelador. Pensé: "al horno van". Pero quería aligerar el sabor ácido de la frambuesa, que es bastante, y pensé que el plátano, al ser una de las frutas más dulces, podría irle bien. Y no me equivoqué...

Lo gracioso es que al sacar las frambuesas descubrí un resto de helado de turrón que también "andaba" por allí. Dije: "ésto para acompañar". Vamos, que una cosa llevó a la otra y ahí me encontré plantada delante de un pedazo de postre.

Así es que me puse manos a la obra y en 5 minutos tenía la mezcla en el horno. Se horneó mientras comía y cuando terminé ya estaba el postre hecho. Aquí lo tenéis:


INGREDIENTES (para dos personas):
  • 3 tazas de Frambuesas congeladas (si son frescas poned algo menos, pues reducen menos)
  • 2 Plátanos pequeños
  • 2 cucharadas de Azúcar de Caña (mejor éste que el blanco)
  • 50 grs. de Harina
  • 25 grs. de Mantequilla
  • 25 grs. de Azúcar de Caña o Azúcar normal
  • Almendras laminadas (opcional)
  • Helado (de vainilla, turrón, nata, limón..., esto también es opcional aunque altamente recomendable)

Precalentamos el horno a 180ºC.

Cocinamos en una sartén las frambuesas con los plátanos (en rodajas) y las 2 cucharadas de azúcar de caña. Lo hacemos durante unos 3-5 minutos, lo suficiente para que se ablande un poquito la fruta y empiece a cocinarse.

Mientras (sin dejar de vigilar el fuego), mezclamos la harina, el azúcar y la mantequilla con las manos. Deben quedarnos como unas miguitas (crumbles) de masa.

Vertemos el contenido de la sartén en los cuencos y cubrimos con la masa, intentando que nos queden esas miguitas por encima.

Horneamos durante unos minutos con calor arriba y abajo. Tardará unos 15 minutos. Si queremos añadirle las almendras cuando veamos que casi se ha hecho una costra en la masa de nuestra crumble y que empieza a dorarse se las podemos añadir por encima y hornear un ratito más. Pero ¡ojo!, las almendras se suelen hacer bastante rápido y tienden a quemarse con mucha facilidad, así es que tendréis que estar vigilantes.

Sacamos del horno. Dejamos perder el calor fuerte durante unos 5 minutos y servimos. Si queremos podemos cubrir con una bola de helado. El contraste frío calor es espectacular, os lo recomiendo.



6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siiii. ¡Está buenísimo! Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Esto tiene que estar buenisimo, con esos sabores, me encanta. Besos Elena..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con unas frambuesas congeladas del Aldi e ingredientes que tenemos al alcance en casa conseguimos esta pedazo de receta.
      Un abrazo

      Eliminar