martes, 25 de mayo de 2010

New York Cheesecake



¡Ya está aquí! ¡Sé que todos la ansiabais! ¡Una de mis recetas estrella!.

Fuera de bromas, ésta receta es una de mis fijas y de las pocas que repito (hay tantas cosas que me gustan que suelo repetir lo menos posible). La receta la tomé del foro de mundorecetas. Es una receta de Mafalda. Como veréis tiene una cantidad de queso alucinante: 1100 grs., pero sale una tarta como para unas 12 personas y con raciones generosas.

La New York Cheesecake es una tarta de queso típica de Brooklyn (New York), de ahí su nombre. Os copio la receta tal cual viene en la página. Os recomiendo que la hagáis: quedaréis como reyes con vuestra gente y es una apuesta segura. Necesita batante tiempo de horneado pero merece la pena. ¡Ah! Y aunque veais que las instrucciones son largas la elaboración es pequeña. Si queréis hacerla sin Thermomix no creo que haya problema, sustituyéndola por unas varillas.
¡A disfrutar!

INGREDIENTES:

PARA LA BASE (para un molde de 25 cm.):
  • 110 grs. de Galletas (Digestive, Oreo, Napolitanas..., cada una le da su toque peculiar)
  • 55 grs. de Mantequilla
  • 1 cucharada de Azúcar

PARA LA MEZCLA DE QUESO:
  • 1.100 grs. de Queso tipo Philadelfia (yo le pongo 500 grs. Quark + 2oo grs. Requesón + 400 grs. Philadelphia)
  • 1 pizca de Sal
  • 350 gr. de Azúcar
  • 3 cucharadas de Harina
  • 2 cucharadas de Zumo de limón
  • 1 cucharadita de Extracto de Vainilla o 1 sobre de Azúcar Vainillado
  • 120 ml. de Nata o Yogur (si le pongo queso Quark pongo nata para suavizar el sabor agrio del yogur)
  • 2 Yemas de huevo
  • 6 Huevos grandes

Triturar las galletas en un robot de cocina o introduciendo en una bolsa y "golpeando" con un rodillo hasta que queden totalmente trituradas (polvo de galletas).

Derretir la mantequilla en el microondas y añadir el azúcar. Mezclar con las galletas hasta que quede una pasta homogénea. Si vemos que se desmigaja y no queda integrada podemos añadir más mantequilla. 

Untar la base de un molde desmoldable de 25 cm. con mantequilla y cubrir con la mezcla de galletas. Con las manos vamos dando forma hasta que cubra el molde. Deberemos asentar muy bien la mezcla, por lo que apretaremos bien para que quede muy consistente. Podemos ayudarnos con un vaso, apretando con la base las galletas al molde.

Hornear durante 12 minutos a 160ºC. Sacar del horno y poner a enfriar encima de una rejilla. Cuando se ha enfriado del todo pintar las paredes del molde con mantequilla.

Mientras horneamos la base vamos preparando el relleno.

Precalentamos el horno a 250ºC.

Colocamos la mariposa en la Thermomix y añadimos el queso. Batimos a velocidad media (3 y ½), unos dos o tres minutos, hasta que el queso esté suave.

Añadimos la sal, el azúcar y la harina. Seguimos batiendo hasta que esté bien integrado todo, separando si es necesario lo que vaya quedando en las paredes. Introducimos en el vaso el zumo de limón y la esencia de vainilla y mezclamos. 

Limpiar las paredes del recipiente y añadir la nata (o yogur) mientras batimos a velocidad media. 

Añadimos las yemas y batir hasta que estén bien mezcladas. Incorporamos 3 huevos y batimos hasta que estén completamente integrados. Añadir los otros 3 huevos y seguir batiendo hasta que tengamos una crema suave y completamente integrada. 

Verter la mezcla en el molde (que debe estar completamente frío). Quedará lleno casi hasta el borde.

Levantar el molde un poco de la superficie de trabajo y dejarlo caer un par de veces para que desaparezca cualquier burbuja de aire que tenga la crema dentro. Con un cuchillo dibujar una “S” en la masa varias veces para ayudar en este proceso.

Horneamos a 250ºC durante 10 minutos. Reducimos la temperatura a 100ºC y dejar que la tarta se cocine mientras el horno va reduciendo gradualmente de temperatura (no abrir la puerta del horno). Cocinar así alrededor de 1 hora y 30 minutos. El borde de la tarta estará un poco tostado y el resto de la superficie ligeramente dorada. 

Estas indicaciones son para horno eléctrico, arriba y abajo y sin aire. Si utilizamos aire habrá que reducir algo la temperatura y los tiempos. Puede requerir hasta 30 minutos menos de horneado.

La tarta no estará completamente asentada hasta que esté completamente fría y este proceso de enfriamiento debe ser gradual. Primero, sacarla del horno y ponerla en una rejilla. Después de unos 10 minutos, pasar un cuchillo de punta redonda alrededor para despegarlo de las paredes del molde. Esto reducirá el riesgo de que la trata se cuartee. Cubrimos el molde con un bol, lo que ayuda a mantener el calor y la humedad y retarda el proceso de enfriamiento. Después de dos o tres horas de enfriamiento, envolver el molde en papel plástico y poner la tarta en el frigo por lo menos 5 horas. Sacar la tarta del frigo una media hora antes de servir, desmoldar y cortar con un cuchillo bien afilado.

Servir cubierta con mermelada de fresa, aunque sola también está genial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada