viernes, 21 de octubre de 2011

Ravioli de Setas


¡Ay madre que pasta casera hicimos el lunes! Tenía unas ganas... Y es que vuelvo a insistir en que no hay nada como lo hecho en casa.

Me encanta la pasta rellena, pero cuando tú puedes elegir el relleno y la salsa crece esta ilusión. Así es que aprovechando unas setas deshidratadas que tenía (las que uso para el Risotto) e improvisando los ingredientes para la salsa obtuvimos esta receta.

Deciros que es exquisita, de verdad. Un relleno casi 100% setas picaditas. Y las trompetas de la muerte que son supersabrosas..., ¡son estupendas!. Obtuvimos una pasta para quedar de lujo en una cena especial, o por qué no, para tomarlos en una comidita romántica en casa.

Si sois de los que hacéis pasta casera os lo recomiendo al máximo.

Ingredientes (para 2 raciones):

Para los Ravioli:
  • 200 grs. Harina
  • 2 Huevos
  • 3 dientes de Ajo
  • Aceite
  • 50 grs. de Setas deshidratadas (mis preferidas las Trompetas de la muerte)
  • 1 chorrito de Vino Blanco
  • Perejil
  • 6 Nueces

Para la Salsa:
  • 1/2 cebolleta
  • 200 ml. de Nata para cocinar
  • 2 Lonchas de Jamón Serrano
  • Perejil

Primeramente elaboramos la pasta. Para ello mezclamos la harina con los huevos y amasamos hasta que quede una pasta manejable. Yo suelo utilizar menos harina de la que pongo y le voy añadiendo conforme lo vaya pidiendo, hasta que no se nos pegue en las manos.

Una vez hecha hacemos una bola, la envolvemos en film transparente y a la dejamos enfriar en la nevera durante 1 hora.

Mientras preparamos el relleno. Picamos los ajos y sofreimos un poquito. Añadimos las setas muy picadas ( lo más que podamos) y salteamos. Regamos con el vino blanco y dejamos hacer hasta que se evapore. Añadimos el perejil, removemos y cortamos el fuego. Una vez que useis el relleno para el ravioli os recomiendo no lavar la sartén para hacer la salsa: los sabores de las setas harán que sea más sabrosa.

Ahora elaboraremos el Ravioli. Vamos cogiendo puñados de la pasta (como de unos 125 gramos). Ponemos la máquina en el 1 y pasamos el montoncito que antes habremos "aplanchetado" un poco con la mano para que entre en la máquina. Doblamos la tira resultante en tres partes y lo pasamos de nuevo (unas 3 veces normalmente) hasta que vemos que la masa está homogénea y no quedan grumos ni agujeritos (puede ser que "pida" harina para pegarse menos, si es así vamos espolvoreando sobre la masa).

Después ir pasando la "tira" resultante por todos los números en mi caso hasta el 7 para este tipo de pasta. Veremos que conforme vamos subiendo el número la pasta se nos alarga y alarga hasta quedar perfectamente una tira de 1 metro (o más). A mí cada tira me daba para cubrir 2 moldes de ravioli (la parte de arriba y la parte de abajo).

Ahora hacemos los ravioli propiamente dichos: ponemos un poquito de harina en el molde, ponemos la tira encima y apretamos un poquito para que se pegue. Con una servilleta de papel hacemos una bola que vamos empujando dentro de cada uno de los huecos de los ravioli para darle la forma. Después untamos los filos (donde van a ir los cortes de cada ravioli) de agua. Rellenamos los agujeros con la mezcla de setas y ponemos la otra mitad de la tira de pasta encima. Empujamos con los dedos para pegar por el mismo sitio (donde está el corte). Como aun apretando mucho y pasando el minirodillo un montón de veces no se cortaban optamos por solamente apretar para darles la forma y delimitar la zona de corte. Desmoldamos con cuidado y con un cortador de empanadillas cortamos por la zona marcada: así ahorramos bastante tiempo.

Poner en una bandeja con el fondo cubierto de harina para que no se peguen: cuanto más humedos más harina. Si están más resecos casi no les hace falta. Repetimos la operación hasta que acabemos toda la masa.

Salsa:
En la sartén donde hemos hecho el relleno (sin lavar) ponemos la cebolla troceada con un poquito de aceite y sofreimos a fuego muy lento para que se poche. Una vez hecha añadimos la nata y el jamón y dejamos cocer a fuego lento hasta que tome consistencia. Adornamos con perejil picado.

Mientras se cuece la salsa ponemos a hervir una olla con agua, sal y un chorrito de aceite. Cuando hierva añadimos la pasta y dejamos cocer durante unos 4 minutos. Escurrimos la pasta.

En la sartén donde se hace la salsa mezclamos la pasta y dejamos calentar un ratito juntos para que se integren bien los 2 elementos. Servir calentitos.

3 comentarios:

  1. Realmente exquisito. Te ha quedado de 10. Besosss!!

    ResponderEliminar
  2. Estos raviolis se ven buenísimos. Que rica la salsa y el relleno.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Están geniales. De lujo para quedar bien ante unos invitados. Animo a cualquiera a comprar una maquinita de hacer pasta: ¡da un juego!

    ResponderEliminar