miércoles, 20 de octubre de 2010

Tarta Tatín de Manzana


Uy que cosa más rica, más sana, sencillita y rápida de hacer os traigo hoy. Es uno de los postres más repetidos por mi hermana y siempre tiene exitazo ya que es un postre muy suavecito.

La tarta Tatín es una tarta "invertida" hecha con hojaldre y fruta (e incluso de verdura: Tatín salada). Esta tarta se hace al revés, es decir, se pone la fruta debajo, se forra con hojaldre y se hornea. Cuando está hecha se le da la vuelta y tenemos nuestra tatín.

Se puede hacer de plátano, manzana, albaricoque, melocotón, cerezas..., cualquier fruta que os guste (aunque las más famosas son la de manzana y plátano).

Esta vez mi hermana me hace el trabajo, copio literal la receta de su blog ;-)

INGREDIENTES:

- 1 kg de manzanas aproximadamente (tipo Golden, por ejemplo)

- 100 gr azúcar

- 1 lámina de hojaldre

- Mantequilla


Estirar la masa de hojaldre y, utilizando el molde que vamos a emplear para la tarta por su parte de mayor diámetro, cortar la masa dejando que esta sobresalga algunos centímetros. Es decir, cortar el hojaldre de un diámetro algo mayor que la parte de mayor diámetro del molde. Reservar.

Encender el horno a unos 200 ºC si es con calor inferior y aire, o a 220ºC si es con calor superior e inferior.

Untar el fondo y paredes del molde con una cantidad generosa de mantequilla. Espolvorear el azúcar cubriendo de manera regular el fondo del recipiente.

Pelar las manzanas y descorazonarlas, partirlas en tercios o cuartos e ir colocándolas en círculos concéntricos sobre el molde, bien apretaditas porque luego encogerán y quedarán huecos. Rellenar los espacios que queden con trozos de manzana.

Una vez colocadas las manzanas, poner al fuego el molde para que el azúcar comience a deshacerse. Cuando empiece a caramelizarse por el centro se retirará del fuego.

Meter el recipiente en el horno durante unos 10 minutos. Sacar y colocar el hojaldre sobre las manzanas, remetiendo los filos que sobresalen. Pinchar con un tenedor toda la superficie del hojaldre para permitir que salga la humedad que generen las manzanas.

Volver a meter en el horno hasta que el hojaldre quede dorado y crujiente (aproximadamente 12-15 minutos). Sacar del horno y dejar reposar unos segundos. Quedará así:

Voltear utilizando un plato o fuente de diámetro mayor. Aquí hay que tener mucho cuidado de no quemarnos, porque tanto el molde como el caramelo que se ha formado están muy calientes. Pero debemos dar la vuelta en seguida a la tarta porque este caramelo al enfriarse dificultaría el que le diéramos la vuelta a la Tatín.

El resultado es una masa de crujiente hojaldre, cubierta de manzanas cocidas que a su vez están bañadas por un caramelo con jugo de las manzanas. Delicioso.

A mí me gusta comerla templadita, casi caliente. Se puede acompañar de helado de vainilla.

Con esta receta salen unas 6 porciones aproximadamente.

Comentaros que es importante retirar pronto el caramelo del fuego, nada más empiece a dorar. Si se pasa puede dar un sabor muy desagradable a la tarta.

Una de las veces que hice esta tarta, al desmoldarla quedó bastante caramelo en el fondo. Lo mezcle con nata líquida, calenté un poquito y me quedó un toffe delicioso para "salsear" la tarta.

Por último deciros que siempre nos queda el Youtube..., si no os queda claro como se hace la receta podeis encontrar mil videos distintos de cómo hacerla en este canal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada