domingo, 19 de septiembre de 2010

Coulant de chocolate


Llevo dándole vueltas un tiempo si publicar o no esta receta, ¿por qué? Pues porque es el postre que más éxito tiene de todos los que hago, y a una le gusta también tener sus secretillos... Ayer tuve una cena en casa, hice 10, y no sobró ni la miga de uno. Para mí que estoy harta de hacer dulces eso es increible, siempre alguien se deja un trozo o me dice "no gracias, no me gusta el dulce". Pero ésto..., siempre triunfa.
Este postre lo probé en casa de mi hermana, en un concurso gastronómico que hacemos algunos amigos. Los anfitriones se encargan del postre, así es que los tocó a ellos, y ¡vaya si triunfaron!
La receta la encontraron en la web verycocinar.com, de ahí he sacado algunas recetas y está genial, porque tienen un montón de videorecetas y es mucho más facil hacer las cosas si las vemos. A los "inexpertos" cocineros os la recomiendo.
Os recomiendo ver el video de la receta antes de hacerla:

INGREDIENTES (para 5-6 raciones):
  • 100 g. chocolate fondant
  • 100 g. mantequilla
  • 2 huevos
  • 40 g. azúcar
  • 40 g. harina
  • Azúcar glasé
  • Helado de vainilla para acompañar (opcional)

Separamos las yemas de las claras y montamos éstas a punto de nieve. Fundimos la mantequilla al baño maría y cuando ya esté, añadimos también el chocolate con el mismo propósito. Si troceamos o rallamos el chocolate aceleraremos el proceso.

Clarificamos las yemas con el azúcar hasta duplicar su volumen. Luego, añadimos la harina tamizada y mezclamos con movimientos envolventes. Repetimos el proceso agregando el chocolate y la mantequilla fundidos y después, las claras montadas a punto de nieve.

Ponemos la mezcla en flaneras engrasadas y enharinadas y congelamos.

Cuando los queramos servir, los sacamos 6-7 minutos antes del congelador y los metemos en el horno precalentado a 250 grados o al máximo, durante siete minutos (puede variar en función del tamaño del molde y del horno). De este modo, queda hecho por fuera y fundido por dentro. Yo suelo usar un pincho de brocheta para ver en qué estado está y la temperatura del interior del coulant.

Para mejorar la presentación podemos decorar con azúcar glasé. Servir inmediatamente.

Se puede acompañar con helado de vainilla. El contraste frío calor es espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada