lunes, 1 de noviembre de 2010

Tarta 3 capas de Chocolate


Ummmm, como se van a poner los amantes del chocolate con esta receta. Ya de entrada aviso que es bastante saciante y "chocolatosa, chocolatosa". Al que no le guste el chocolate que ni la lea. Al que le guste algo, que pruebe, y al que le apasione el chocolate que la haga "pero ya".

El viernes cumpleaños doble: Merce y Mavi. A Merce le apasiona el chocolate, a Mavi no. Siempre me encargo de las tartas de mis amigos y en esta ocasión fue por partida doble. Para Merce, esta tarta, para Mavi, la próxima que publicaré: Tarta de Yogur con Lemon Curd, también exquisita pero totalmente distinta.

Deciros que fue un éxito: encantó, pero como os digo, en porciones pequeñitas porque es bastante consistente. La mezcla de los chocolates con los trocitos de nuez da una textura muy gustosa a la tarta.

La receta es del blog i-Recetas, otro de mis asiduos. Con unas presentaciones muy profesionales. Me encanta.

Comentaros que utilicé un molde de 26 cm., para lo que hice 1 vez y media los ingredientes de la receta original. Os los pongo entre paréntes

INGREDIENTES (para molde de 21 cm. y entre paréntesis para molde de 26 cm.):

1- Capa inferior de brownie:
  • 70 (105) grs. de chocolate negro de alto porcentaje de cacao (70%).
  • 2 (3) huevos
  • 100 (150) grs. de azúcar polvo (molido)
  • 115 (175) grs. de mantequilla fundida pero no caliente
  • 60 (90) grs. de harina
  • 100 (150) grs. de nuez pecana (si no tenéis pecana podéis usar normales)
Troceamos las pecanas. Reservamos. Troceamos el chocolate y lo fundimos en el microondas o a fuego muy bajo (en ese caso es mejor al baño María).

Para fundirlo en el microondas se introduce unos segundos, se remueve, se vuelve a introducir otros pocos segundos y se vuelve a remover. Así hasta que se funda fácilmente al mezclar con una espátula.

Precalentamos el horno a 170º C. Levantamos los huevos con el azúcar, añadimos el chocolate derretido pero no caliente. Mezclamos. Añadimos la mantequilla fundida pero no caliente y seguimos mezclando. Por último, la harina poco a poco, removiendo, y las nueces pacanas troceadas.

Echamos en un molde engrasado y enharinado de unos 20 cm. de diámetro con papel de hornear en la base. Aquí la receta indica que debe introducirse durante unos 8 minutos. Aunque la masa no debe quedar dura, ese tiempo es muy poco para que llegue a cuajar. Lo habré puesto unos 4 ó 5 minutos más, hasta que en la superficie se atisbase cierta intención de secarse. Preparadlo como un brownie poco hecho. Retiramos del horno y lo dejamos enfriar antes de ser desmoldado. Téngase en cuenta que los brownies, si no se hace nada para evitarlo, siguen cocinándose fuera del horno.

2 - Capa de crema de chocolate:
  • 125 (190) gr. de chocolate negro (70%)
  • 2 (3) yemas de huevo grandes
  • 50 (75) gr. de azúcar polvo (molido)
  • 160 (240) ml de leche entera
  • 160 (240) ml de nata líquida
  • 1 (1,5) hoja de gelatina, le he puesto una hoja de las normales que creo que pesan 1 gr. cada una.
  • A mayores, le he puesto una nuez de mantequilla para dar cierto brillo. Puede prescindirse de ella.
Dejamos hidratando la hoja de gelatina en agua fría. Ponemos a calentar en un cazo la leche con la nata. Troceamos el chocolate y lo fundimos como anteriormente. Batimos las yemas con el azúcar y vertemos sobre ellos la leche con la nata hirviendo. Llevamos al fuego y cocinamos como si fuesen unas natillas, tampoco quedarán espesas. Un poquitín.

Echamos sobre el chocolate fundido, añadimos la hoja de gelatina hidratada y seca. Removemos hasta formar una crema homogénea.

La receta indica que se emplee un aro de 22 cm. de diámetro y 3 cm. de altura para poner el preparado sobre la base (de 20 cm.). Para darle más altura lo he hecho de unos 21 cm, poco más, lo justo para que pasase ligeramente por el lateral.

Engrasamos el aro para postres y lo ponemos sobre una placa o un molde grande que pueda ir al frigorífico cubierto de papel de hornear. Ponemos la primera capa de brownie en el centro y vertemos la crema de chocolate, ya casi fría, sobre la base y llegando a los bordes. Introducimos en el frigorífico durante un mínimo de 4 horas, hasta que se haya endurecido.


3 - Glaseado:

- Salsa de chocolate:
  • 65 grs. de chocolate negro al 66%. He usado chocolate de cobertura
  • 125 ml. de agua
  • 45 grs. de azúcar polvo
  • 65 ml de nata fresca espesa (crème fraîche)
Troceamos el chocolate y lo echamos en un cazo con el agua, el azúcar y la nata fresca espesa. Ponemos al fuego a fuego suave, removiendo hasta que la mezcla haya espesado y sea lisa y brillante. Reservamos.

- Glaseado
  • 110 (165) gr. del preparado de salsa de chocolate anterior
  • 100 (150) gr. de chocolate troceado
  • 80 (120) ml. de nata líquida
  • 20 (30) gr. de mantequilla
Troceamos el chocolate. Ponemos a hervir la nata. Cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y vamos echando el chocolate, removiendo con una espátula, desde el centro hasta el borde. Removemos hasta que el chocolate se haya fundido totalmente.

Dejamos templar un poco y añadimos la mantequilla en trocitos, así como los 110 gr. de la salsa de chocolate previamente preparada.

Retiramos la tarta y la situamos sobre una rejilla con un plato debajo para recoger el exceso de glaseado. Con ayuda de una espátula extendemos sobre la superficie y los lados de la tarta hasta que quede lisa.

Para facilitar el trabajo, sólo he cubierto la parte superior, conservando el aro durante el glaseado. Dejamos enfriar varias horas y tomamos bien fría. Una verdadera delicia de chocolate.

Comentaros que con el exceso del glaseado de chocolate podemos bañar unos profiteroles... ¡de lujo! Que aquí no tiramos nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada